ACTUALIDAD DOMINICANA

Leer más
Business Meeting
 
 

Consideraciones de los últimos gobiernos dominicanos



Gobierno de Leonel Fernández periodo 2004 - 2012


Se caracterizó por dos grandes desafíos:


En el 2004: la crisis local, provocada en el gobierno de Hipólito Mejía en la que casi colapsó el sistema financiero dominicano, además de múltiples quiebras de bancos y empresas, debido a la inestabilidad financiera, monetaria y cambiaria.


En el 2008: una gran crisis internacional, que apenas se sintieron sus efectos en el sector inmobiliario y en el marco del comercio exterior de nuestro país; debido a las previsiones y las ejecutorias de un gobernante que tuvo a bien impulsar un programa de inversión pública capaz de mitigar los efectos recesivos de las crisis antes mencionadas y que además dejó un legado de obras como el Metro de Santo Domingo, los elevados, carreteras, entre otras tantas obras trascendentales.


Se creó además el marco jurídico, institucional y constitucional, que le daban independencia al poder judicial, permitían minimizar la corrupción, lograr la persecución del lavado de activos, entre otras tantas leyes que hoy sirven de punta de lanza para que el independiente Ministerio Público pueda judicializar los actos de corrupción, se crearon instituciones como la Dirección General de Contrataciones Públicas y la Procuraduría Especializada de Persecución de la Corrupción Administrativa (PEPCA); y una muy elogiada Constitución, que entre otras cosas impidió que se perpetuara un régimen autoritario en el 2020 y permitió una alternabilidad del poder.

Gobierno de Danilo Medina periodo 2012 – 2020


El inicio de una década perdida para la economía del país, el plan de desarrollo 2030, favorecía medidas trascendentales que garantizaran el desarrollo sostenido, como debió ser un robusto Pacto Eléctrico y un Pacto Fiscal progresista, con la finalidad de comenzar a reducir el endeudamiento público, según la Ley de Estrategia Nacional de Desarrollo, así como la Ley de Recapitalización del Banco Central de la República Dominicana. En cambio, se creó un festival de préstamos, al punto que se duplicó la deuda pública en solo 8 años, además continuó el crecimiento del Déficit Fiscal y del Cuasi Fiscal, a pesar de que la Estrategia Nacional de Desarrollo mandaba atención especial a estos temas, más si consideramos un período, como el que heredó el Danilismo, de bonanza económica y con un entorno internacional favorable. Por el contrario, tuvimos un gobierno que, según el Ministerio Público, dilapidó y malversó los recursos del Estado con el único objetivo del enriquecimiento ilícito y la sustentación de un gobierno clientelista que pretendió perpetuarse en el poder.

Gobierno de Luis Abinader periodo 2020 – al presente.


Vino el Covid-19 a hacer un aporte adicional, para concluir la década perdida, en la que a pesar de contar con el mismo Gobernador del BC, éste enfrentó una situación completamente diferente a las crisis del 2004 y 2008, pues no contó con el adecuado acompañamiento de un gobierno y un mandatario capaz de impulsar una estrategia Contracíclica o Anticíclica que impulsara la inversión pública en Obras Reproductivas que permita reestablecer el crecimiento económico sin afectar el costo de la canasta familiar y que contrarreste el aumento del desempleo, generado por la propia crisis sanitaria; muy por el contrario el actual gobierno del PRM, redujo la inversión pública en Obras de Capital a su mínima expresión histórica, limitándose a hacer promesas múltiples, de obras que en su mayoría no han comenzado a construirse.


En esta ocasión el Banco Central tuvo que impulsar políticas monetarias que en el primer año de pandemia (2020) resultaron efectivas, pero que, en cambio, en el 2021 el aumento de la masa monetaria generó un sobre calentamiento de la economía que trajo como consecuencia una inflación de casi dos dígitos, que ha afectado significativamente el costo de la canasta familiar, además de que estas políticas monetarias no inciden lo suficiente en el nivel de empleo, que es otro aspecto que afecta a las familias dominicanas.


Sin embargo, en materia económica los tres últimos mandatarios han designado al mismo Gobernador del Banco Central, pero en nuestra opinión la sociedad ha podido comprobar la diferencia de un mandatario con sentido histórico y visión de futuro, como Leonel Fernández, que impulsó y promulgó la Ley de Recapitalización del Banco Central de la República Dominicana y la Ley de Estrategia Nacional de Desarrollo 2030, que implicaban algunos sacrificios del Estado y la sociedad, indispensables para garantizar un adecuado desarrollo sostenible. Mientras que en el gobierno de Danilo Medina, no se asumió ninguno de estos compromisos y en franca violación a estas leyes, no cumplió con los aportes al Banco Central, ni mucho menos con impulsar un Pacto Fiscal, habiendo encontrado las condiciones económicas y sociales para lograrlo; siendo su obra más trascendental la Planta Punta Catalina, que además de estar manchada con confesiones de sobornos, es una planta obsoleta y que riñe con una visión de futuro, considerando que hoy en día el tema Medio Ambiental y el Calentamiento Global condenan el uso de esa tecnología (Planta a Carbón Mineral). En lo que se refiere al gobierno actual del PRM, no ha sabido implementar acciones que contribuyan efectivamente en la estabilidad de los precios y la reducción del desempleo, entre otras cosas.

Juan Mejía Betances

Economista y Analista Politico

18 visualizaciones

Entradas Recientes

Ver todo
 

CONTACTO

Santo Domingo Dominican Republic

829-539-0234

  • facebook
  • instagram
  • twitter
Business Meeting
 
 
WhatsApp Video 2019-09-07 at 11.42.49 AM

WhatsApp Video 2019-09-07 at 11.42.49 AM

Reproducir video