ACTUALIDAD DOMINICANA

Business Meeting
 
 

Coronavirus, inequidad social y la nueva realidad económica mundial

Actualizado: 3 de may de 2020




Todo el mundo tiene una parte de la historia, el rompecabezas de la realidad es muy complicado para completarlo uno solo.


Lo primero que debemos hacer es preguntarnos ¿Qué haría Keynes?



En "Cómo pagar la guerra", un folleto publicado en 1940, John Maynard Keynes recordó la forma en que el gobierno británico había tratado, a fines de la década de 1910, de pagar enormes cantidades de deuda con una combinación de impuestos más altos e inflación.


Todos sabemos que los salarios no habían seguido el ritmo de la inflación, lo que significa "que los ingresos de los consumidores pasan a manos de la clase capitalista". Mientras tanto, los ricos, como tenedores de bonos de deuda pública, se habían beneficiado de los intereses de los préstamos, las diferencias sociales se habían hecho más fuertes y los comunistas consiguieron nuevos partidarios…. Todos estos efectos no esperados de una crisis interna generadas por una guerra que pudo ser planificada, esta pandemia agarro a todos por sorpresa.


Mientras los mercados se animan al ver los incentivos de los bancos centrales del mundo y ven una recuperación en forma de V, la realidad es que el colapso acaba de comenzar. Para entender por qué, mire los ingresos y la deuda. Los ingresos, ganados y no ganados, están en caída libre, mientras que la deuda, que debe ser atendida por los ingresos reales y un flujo de caja constante, está explotando por encima de la capacidad a corto plazo de cualquier empresa.


Los rescates financieros y los planes de ayudas no son un sustituto permanente de los ingresos. A corto plazo, los rescates financieros, en forma de pagos a todas las personas que han perdido su fuente de ingresos ganados, es decir, su trabajo, son un sustituto necesario de la pérdida de ingresos. Pero a largo plazo, subsidiar los ingresos con dinero prestado debilita la moneda y la economía, a medida que la productividad se estanca. ¿Para que buscar un empleo cuando el incentivo de quedarse en casa tiene más sentido financiero?


En ausencia de un rescate miles de desempleados o suspendidos dejarían de hacer pagos de préstamos, creando una crisis financiera para los prestamistas.


Los ingresos por inversiones también se están derrumbando a medida que las empresas recortan dividendos y las ganancias se agotan. Los exportadores de petróleo se enfrentan a un recorte de $ 1.2 billones en ingresos anuales, y los propietarios de propiedades institucionales enfrentan fuertes caídas a medida que los inquilinos dejan de pagar el alquiler y las caídas estructurales en el empleo presionarán a los alquileres en viviendas y propiedades comerciales.


A medida que el mercado inmobiliario explota, las ganancias de capital de las empresas en ruinas también colapsarán. A medida que las empresas medianas y pequeñas se da cuenta de que ya no necesita grandes espacios de oficina para su fuerza laboral (reducida) ya que miles han trabajado en casa con algún éxito y tienen modelos básicos de trabajo desde su casa, la demanda de propiedades comerciales caerá por un precipicio, y los ingresos por alquileres generados por la propiedad comercial también caerán por un precipicio.


Incluso si las tasas de interés caen a cero en RD (casi imposible ya que están a 3.5%), los intereses pagados por los prestatarios no serán nunca cero. Pero incluso si los prestatarios obtienen tasas muy bajas, todavía tienen que hacer los pagos mensuales del capital principal. Bajar las tasas de interés no reduce los pagos de capital ni reduce los intereses debido a que bajen. De hecho, los préstamos en cuotas y las tarjetas de crédito son expertos en succionar a los prestatarios en seco con tarifas atrasadas y tasas mucho más altas que las anunciadas inicialmente, pero el no pago de mora afecta los ingresos extraordinarios de las empresas financieras que tampoco han producido en meses y tienen serios gastos operacionales.


El capital no fluye hacia inversiones productivas en momentos de crisis, muchas veces van a convertirse en un colchón o en fuente de liquidez secundarias para las empresas grandes, muchos pequeños nunca volverán a abrir sus negocios, o si abren será en una forma más pequeña y conservadora.


El dinero que se entrega a los trabajadores desempleados es deuda interna, y a las pequeñas empresas se les ofrecen préstamos, muchos de los cuales deben ser perdonados si los fondos se utilizan para pagar salarios. En otras palabras, todo el dinero para consumo que se sustituyen por el ingreso normal del trabajo se toman prestados, no hay flujos de capital que respalden un retorno al comercio y la productividad.


El mundo post COVID-19 acaba de comenzar. Todo, incluido un sistema financiero racional, conectado a la realidad y al efectivo, está pendiente y es poco probable que se resuelva pronto.

Angel Lockward Cruz

Con información adicional de The economist, Bloomberg, FT y Yahoo Finance

40 vistas

Entradas Recientes

Ver todo
 

CONTACTO

Santo Domingo Dominican Republic

829-539-0234

Business Meeting
 
 
 

©2019 por Actualidad Dominicana. Creada con Wix.com