ACTUALIDAD DOMINICANA

Business Meeting
 
 

Critica de cine: Gemini Man o el peligro del rejuvenecimiento digital

La tecnología no puede nunca superar al arte.


Anoche vi la película y ya sea en 3D, 4K, en mejor repetición de franjas o cualquier cosa que se inventen, un clavo como decimos en mi país…es un clavo.


Gémini Man, una película entre la acción, la ciencia ficción y el espionaje, es un desastre.

Cuentan que los responsables iniciales de Géminis, los de producción, llevan queriendo hacerla desde 1997. Todo el mundo pensó en la tecnología sin preguntarse en la calidad del guión.


Desde entonces, es evidente que la tecnología ha mejorado lo suficiente como para poder clonar a Will Smith en un segundo personaje 30 años más joven con enorme credibilidad.


Y, sin embargo, han tenido casi 25 años para mejorar un guion esquelético y estúpido (tenía otros adjetivos) y no lo han hecho, pese a la presencia de pesos pesados como David Benioff, Andrew Niccol y Billy Ray, que se supone que han ido pasando por la escritura del relato en distintas épocas sin haber aportado nada en concreto. Nadie hace preguntas de identidad, ni de entrenamiento, ni de traumas... es como si los últimos 50 años de bioética no hubieran existido, es ciencia ficción mala porque no hace ninguna pregunta valiosa.


Motivaciones flojas, acción bien lograda por momentos, pero sin garbo o elegancia…. Hemos visto esta historia en Jason Bourne varias veces con mejores resultados.


Cierto que en alguna secuencia de acción puede haber algún momento espectacular, como ocurre en Géminis, pero son estallidos puntuales en un conjunto incluso feo en lo visual.


Porque, además, Ang Lee, el director finalmente encargado del proyecto, experimentado en el 3D con La vida de Pi, sigue empeñado en ese hiperrealismo en 4K, a 120 fotogramas por segundo (lo normal, ya saben, son 24), también practicado en Billy Lynn, que acaba otorgando una imagen de gran resolución, de extraordinaria claridad, pero que paradójicamente huele a vídeo digital y no sabe a cine.


Asunto distinto es el CGI de rejuvenecimiento del personaje, donde habría que diferenciar las secuencias nocturnas o de interior poco iluminado, y las de exterior diurno. En las dos primeras posibilidades, el joven clon de Will Smith es de una enorme credibilidad, y no solo en su apariencia física, también en su gestualidad, incluida la mirada. Y eso ocurre en casi toda la película. Pero, ojo, porque en el epílogo, en pleno día, los movimientos faciales del joven Smith sí que cantan a efecto digital, y la sensación es un tanto risible.


1/5 No la recomiendo.


Solo para los fanáticos de WIll Smith (si todavía existen)


Angel Lockward Cruz

8 vistas
 

CONTACTO

Santo Domingo Dominican Republic

829-539-0234

Business Meeting
 
 
 

©2019 por Actualidad Dominicana. Creada con Wix.com