ACTUALIDAD DOMINICANA

Leer más
Business Meeting
 
 

¿Fluyes ante los cambios o generas resistencia?



Probablemente has leído sobre el cambio encontrándolo definido como una transición, transformación o mudanza de un estado inicial a otro diferente. El cambio siempre trae consigo nuevas cosas, nuevos caminos, puertas y horizontes, nuevos puertos en los cuales atracar. La transición habla de un estado intermedio, un movimiento o traslado de un estado de situación a otro. Es común ver que algunos cambios pueden ser transitorios o situacionales mientras que la transformación es la acción de trasmutar o hacer cambiar, tal cual la oruga, luego de vivir su proceso dentro del capullo, extiende sus delicadas alas y aprender a volar en una versión multicolor.


Considero interesante encontrarnos en apertura para romper los moldes, modificar patrones, abrirnos a la oportunidad de recorrer nuevos caminos. Un pequeño cambio no produce transformación, más acerca al individuo a un proceso profundo de reflexión que puede devenir en un cambio permanente. La transformación se genera en el interior del individuo y se traduce en nuevas conductas que desplazan los hábitos que se desean modificar. La satisfacción de conquistar nuevos retos produce la serotonina y la endorfina que impulsa nuestro tanque emocional.


Se dice que la fluidez hace referencia a correr, a moverse con facilidad, a desenvolvimiento. En tal virtud, toda vez que un individuo se desenvuelve con facilidad ante una situación que genera un impacto y modifica una conducta, se entiende que fluye ante los cambios, sin embargo, cuando el individuo se ofusca, se frisa o se detiene ante una situación “x” o intenta forzar la situación para evitar el cambio, se deduce que este se resiste al cambio. Con el pasar de los años es normal sentir un poco de resistencia, producto de los temores e inseguridades que abraza la persona ante el inminente paso de los años y la llegada del ocaso de la vida productiva.


Una vez aprendí una frase y a seguidas la hice mía por encontrar en ella una verdad contundente: “lo que resistes persiste, lo que aceptas desaparece”, nada más cierto y acertado que esto. Si la oruga se detiene a mirar que está encerrada en el saco, que transitoriamente se encuentra atrapada por su proceso y se resiste al cambio, puede que nunca logre su hermosa transformación, sin embargo, si se enamora de su proceso y fluye durante esta en proceso, se prepara para recibir el hermoso regalo de sus alas. Hoy te invito a vivir tu proceso sin detenerte a visualizar las cosas que no comprendes o que no puedes cambiar. No te detengas en buscar el porqué de las situaciones que motivan tu cambio, mejor buscar el para qué está sucediendo y agradécelo. La transformación se genera como resultado del proceso. Por eso, eleva el ancla, ajusta las velas y toma el timón de tu barco y emprende tu camino con la certeza de que cada destino ofrecerá experiencias que apoyen tu proceso.


Diomandy Castillo

135 visualizaciones

Entradas Recientes

Ver todo
 

CONTACTO

Santo Domingo Dominican Republic

829-539-0234

  • facebook
  • instagram
  • twitter
Business Meeting