top of page

ACTUALIDAD DOMINICANA

Leer más
Business Meeting
Inicio: Bienvenidos
Inicio: Blog2

La inflación es solo la mitad de la batalla de un banco central




Las mismas industrias que se están desacelerando ahora podrían retroceder abruptamente si el banco central se afloja demasiado pronto, lo que desencadenaría una nueva ronda de sobrecalentamiento y ajuste, sin embargo, el consumo sigue alto y los fondos de maniobra de miles de familias se ven afectados, solo tienes que ir al supermercado para darte cuenta.


A medida que nos acercamos al final de 2022, todos esperan que la inflación baje en 2023 y lleve a los bancos central del mundo hacer una pausa y tal vez revertir algunas de sus subidas de tipos de interés. Las condiciones financieras más elásticas permitirían acelerar el crecimiento económico y un presentar mejor año para los mercados financieros.


Bueno, no tan rápido. Las partes de la economía que se han ralentizado en los últimos trimestres son las mismas que están a punto de recuperarse con fuerza en tal escenario. Eso crea un desafío para los bancos centrales que probablemente persistirá incluso después de que los problemas de la cadena de suministro y la inflación relacionada con la pandemia disminuyan.


Como mostró el producto interno bruto del tercer trimestre del mundo de la semana pasada, ha habido cuatro categorías de actividad económica que han sido un lastre significativo para el crecimiento este año. Dos de ellos son el resultado de la normalización de los comportamientos de los consumidores después de la pandemia, y dos fueron causados, al menos en parte, por los aumentos de tasas de intereses en los bonos de deuda de la reserva federal que aumento el dinero en los EE. UU., que aumento el dinero en RD…ya entienden cómo va esto.


A principios de este año, los consumidores cambiaron sus hábitos de gasto de bienes a servicios de golpe, y la desaceleración en la "compra de cosas" ha tenido un efecto de enfriamiento en el crecimiento económico durante los últimos dos trimestres. Debido a que los consumidores han estado comprando menos cosas, las empresas han reducido algunos de los inventarios que acumularon durante años (esto no incluye inventario con microchips), lo que significa que los inventarios también han sido un obstáculo para el crecimiento. Esto puede persistir durante el resto del año, pero en última instancia es temporal. En algún momento del próximo año, el comportamiento del consumidor y los inventarios minoristas se normalizarán y ya no obstaculizarán el crecimiento.


El daño a la economía relacionado con los bancos centrales ha estado en la inversión en viviendas residenciales después del fuerte aumento de las tasas hipotecarias y en la construcción de estructuras no residenciales, como edificios de oficinas, ya que las tasas de interés más altas, los temores de recesión y las preguntas sobre las normas posteriores a la pandemia han restringido los nuevos proyectos y hecho que el inventario existente sea demasiado caro para liquidar afectando los balances de los bancos comerciales, no estamos hablando de ¨china¨……



Pero imagine dónde podríamos estar a mediados de 2023: la recuperación continua de las cadenas de suministro y un repunte en la producción de automóviles ejercen una presión a la baja sostenida sobre los precios de los bienes. El crecimiento de los alquileres del mercado continúa desacelerándose a medida que se reduce la formación de hogares excedentes a partir de 2020 y la nueva oferta de apartamentos se pone en línea. Y el mercado laboral se estabiliza lo suficiente como para que un banco central se sienta seguro de haber logrado controlar la inflación. Por lo tanto, se detiene los aumentos de tasas y la mejora de las perspectivas de inflación incita a los inversores a comenzar a fijar precios en futuros recortes de tasas.


Ahí es donde entra un nuevo conjunto de problemas, aunque sensiblemente mejores que los que enfrentamos actualmente (como un segundo divorcio). Eso se debe a que las cuatro categorías de actividad económica que se desaceleraron lo suficiente como para ayudar a los bancos central a ganar su batalla contra la inflación probablemente cambiarían y comenzarían a impulsar el crecimiento nuevamente generando más inflación. Y ese cambio abrupto de la contracción a la expansión empujaría rápidamente a la economía más allá de sus límites naturales, trayendo de vuelta los problemas de la cadena de suministro, la escasez de mano de obra y la inflación.


Piense en la economía como un club o un hotel en temporada baja con poco personal que un inspector de turismo decidió que estaba operando a una capacidad insegura, por lo que la membresía ha disminuido constantemente durante varios meses. Mientras tanto, una multitud se ha reunido afuera esperando que se les permita volver a entrar, y el edificio se vuelve a abrumar rápidamente cuando se vuelven a abrir las puertas. Los problemas que se han resuelto sacarían su horrible cabeza casi inmediatamente creando un ciclo constante de drama económico (no del tipo que los artistas urbanos nos tienen acostumbrado)


La verdad es que hay más dinero que puede ser invertidos y gastados de los que la economía podrá manejar después de que se enfríe este episodio de inflación. Las condiciones financieras tendrán que permanecer lo suficientemente ajustadas para equilibrar la oferta con el aumento de la demanda que es probable que tengamos problemas ajustándolas. Entonces, si bien hay razones para esperar que la inflación caiga el próximo año, no espere que eso signifique que los bancos centrales puedan dar marcha atrás en su acto de equilibrio de oferta y demanda en el corto plazo, ir al supermercado seguirá dando miedo al bolsillo de todos los dominicanos.



Angel G. Lockward Cruz

19 visualizaciones

Comments


Inicio: Suscribirme

CONTACTO

Santo Domingo Dominican Republic

829-539-0234

  • facebook
  • instagram
  • twitter
Business Meeting
Inicio: Contacto
Inicio: Instagram_Widget