ACTUALIDAD DOMINICANA

Business Meeting
 
 

¿Por qué el COVID-19 se ha propagado tan rápido en el mundo?



Un amigo me pregunto qué hacía de esta pandemia distinta a las históricas y la verdad creo que la interconectividad del mundo hace que este novel coronavirus llegue al resto del mundo en días en vez de meses.

Durante la peste negra fueron las caravanas por Constantinopla y los barcos genoveses, el siglo pasado fueron los soldados que iban al frente en la primera guerra mundial, ahora son los aviones… la tecnología se ha convertido en el mejor vector de infección de cualquier virus.

Todo el mundo viaja constantemente grandes distancias en poco tiempo, no todas las fronteras tienen barreras físicas y una persona enferma puede durar hasta 10 días sin presentar síntomas, su baja letalidad comparada con el SARS (10%) o el MERS (30%) le permite multiplicarse rápidamente en la población luego de ser importada de cualquier lugar del mundo.

No mucho después de que el nuevo coronavirus, que causa la enfermedad COVID-19, se descubriera por primera vez en China, científicos y médicos advirtieron que el virus podría causar problemas en todo el mundo, pero no todo el mundo entendió el mensaje.

Según los datos recopilados por la Universidad Johns Hopkins, más de 2 millones de personas han sido infectadas, y el número global de muertes es de más de 120,000. Más de 465,000 pacientes se han recuperado.

Pero, ¿cómo se está propagando el virus tan rápido?


Todo se reduce al número reproductivo básico, o cuántas personas nuevas contraen el virus de una persona infectada. Así es como se calcula, y cómo podemos reducirlo.

Un factor clave en el estudio de la propagación de la enfermedad es determinar el número promedio de personas nuevas que serán infectadas por cada persona con el virus. Esto se llama R0, o el número reproductivo básico.

Hay muchas, muchas variables que pueden entrar en el cálculo de R0, pero en el nivel más básico implica tres números.

Primero, se estima el número de personas con las que cada persona infectada tiene contacto. En este ejemplo hipotético, digamos que cada persona infectada entra en contacto con tres personas susceptibles al virus, es lo normal en una casa dominicana.

El número de contactos se multiplica por el porcentaje de posibilidades de que uno de esos contactos haya sido infectado. En este caso hipotético, digamos que la probabilidad era del 33%.


Ese número se multiplica por el tiempo que las personas pueden contraer la enfermedad de la persona infectada. Entonces, si alguien con este virus hipotético tuvo contacto con tres personas por día, y hubo una probabilidad de 1 en 3 de infección por cada contacto, y la persona infectada fue contagiosa durante tres días, el R0 sería tres.

Entonces, si la R0 de un virus era tres, como en el ejemplo anterior, aproximadamente tres personas nuevas contraerían la enfermedad de cada persona infectada. Como los trinitarios, pero con un virus.

Una vez más, hay muchas otras variables que los epidemiólogos pueden agregar a esta ecuación; esas son solo las bases, muchos factores no fácilmente cuantificables entran en un modelo de infección.

El R0 del coronavirus generalmente se estima en algún lugar entre dos y tres. Esto significa que, si una persona contrae el virus, la próxima ola de infección, suponiendo que no haya intervención, sería dos o tres veces mayor. Es por eso que el número de personas afectadas aumenta rápidamente después del primer caso en un área.


Cuando la gente dice que eventualmente le dará a todo el mundo están hablando de la epidemia de gripe española de 1918 fue la temporada de gripe más mortal que conocemos, ya que infectó a aproximadamente un tercio de la población mundial. El precio de no tomar medidas de distanciamiento social.

En aquel entonces, los científicos no sabían que los virus causaban enfermedades, y todavía no teníamos una vacuna o antivirales para ayudar a prevenir o tratar la influenza, ni tampoco teníamos antibióticos para tratar infecciones bacterianas secundarias.

La vida también era muy diferente en aquel entonces: por un lado, estábamos en medio de una guerra y los soldados llevaban el virus con ellos por todo el mundo. Las personas también vivían en condiciones muy concurridas y tenían una higiene extremadamente pobre, lo que ayudó a la enfermedad a crecer y crecer, no había modelos de computación, ni internet, ni los médicos podían comunicarse rápidamente entre sí. Era una tormenta perfecta.

Tomar medidas para reducir el número de reproductores es fundamental para reducir los estragos que COVID-19 puede causar, y es por eso que escuchamos mucho sobre restringir los viajes, el autoaislamiento y el lavado de manos, el distanciamiento social no resuelve el problema, pero baja las probabilidades o como se dice coloquialmente ¨aplana la curva¨ permitiendo a los países a responder a tiempo a las personas infectadas que necesiten ayuda médica.

El aspecto de la pandemia de coronavirus en las próximas semanas y meses está en gran medida en nuestras manos: todos podemos tomar medidas para frenar su propagación y minimizar su impacto.

Angel Lockward Cruz

36 vistas
 

CONTACTO

Santo Domingo Dominican Republic

829-539-0234

Business Meeting
 
 
 

©2019 por Actualidad Dominicana. Creada con Wix.com