top of page

ACTUALIDAD DOMINICANA

Leer más
Business Meeting
Inicio: Bienvenidos
Inicio: Blog2

¿Qué diablos significa 'renunciar en silencio'?



La pandemia revolucionó el mundo del trabajo y produjo una serie de nuevas palabras de moda en el camino, que incluyen TDC (trabajo desde casa), RAO (regreso a la oficina), la gran renuncia y, más recientemente, "renuncia en silencio". Todos los términos reflejan cambios en el equilibrio de poder entre empleadores y empleados, ya que un aumento récord en el desempleo en 2020 fue seguido por un mercado laboral inusualmente ajustado un año después. Ahora, las predicciones de una desaceleración económica plantean dudas sobre si "renunciar en silencio" puede sobrevivir al aumento ampliamente predicho de la inseguridad laboral, vamos a ver si los jóvenes milenarios manejan el prospecto de no poder comenzar su vida como adultos funcionales por la sencilla razón de que no tienen empleos para hacerlo. Los veteranos esperan sus pensiones y salir del juego con la cabeza en alto pero nada es como parece en este tumultuoso mercado laboral.


1. ¿Qué es "renunciar en silencio"?


No significa que un trabajador harto que sale por la puerta (o hace clic en "salir" en una última llamada de Zoom) sin decir una palabra, aunque, por supuesto, eso sucede. Se trata de la participación de los trabajadores, de personas que deciden simplemente deciden hacer su trabajo sin ir más allá o trabajar mucho más allá del cierre oficial de operaciones (hacer el mínimo posible). La cantidad de trabajadores financieros, por ejemplo, que dicen que es "muy probable" o "extremadamente probable" que se esfuercen al máximo para hacer un buen trabajo ha disminuido desde 2021, según una encuesta publicada en octubre. Otras encuestas encontraron aumentos en la cantidad de trabajadores que dijeron sentirse menos conectados con la misión de su organización, tenían menos claridad sobre lo que se esperaba de ellos y vieron menos oportunidades para aprender y crecer. A mediados de 2022, según Gallup, alrededor de la mitad de los trabajadores de EE. UU. podrían describirse como “empleados apáticos silenciosos”.


2. ¿Por qué pasa esto?


La pandemia centró nuestra atención en el agotamiento, el equilibrio entre el trabajo y la vida y el papel del trabajo en nuestras vidas en general. Para muchos que dan un paso atrás de un compromiso del 110 % con su trabajo, el objetivo son límites más sólidos. Están despojando parte de la energía emocional vertida en hacer presentaciones de PowerPoint, por ejemplo, y en su lugar guardan parte de eso para amigos, familiares y una vida plena fuera del trabajo ya que muy pocos han tenido unas vacaciones claras y definidas o tiempo personal para su propia salud mental. También podría reflejar un resentimiento acumulado: la pandemia, incluidos sus descansos y despidos forzados, llevó a muchos a ver las demandas de sus trabajos exorbitantes, irónicamente trabajos que ellos mismos habían deseado.


3. ¿Por qué está en las noticias?


Antes de la llegada de Covid, la palabra de moda laboral predominante era "cultura del ajetreo" o sea como decimos en RD…andaba con el cuchillo en la boca ¨buscándosela¨. El valor de los trabajadores estaba determinado en gran medida por lo que estaban dispuestos a sacrificar en nombre de la ambición, ya sea a corto o largo plazo. Si bien cada generación tiene un momento de ajuste de cuentas con los rendimientos decrecientes de las horas extra, en 2020 todos lo vivieron juntos, incluidos millones que fueron desechados por sus empleadores cuando la economía se congeló. Luego, el rápido descongelamiento de las condiciones comerciales en 2021 dio lugar a un mercado laboral históricamente ajustado que se prolongó hasta este año. Esto dio a los trabajadores una mayor influencia. Eso llevó a algunos a renunciar por completo en una ola que se conoció como la gran renuncia, mientras que otros tomaron medidas de una manera menos obvia, permaneciendo en sus trabajos, pero cambiando silenciosamente sus prioridades. En otras palabras, se desconectaron de su rol activos como gerentes en sus empresas.


4. ¿Los que renuncian en silencio son vagos?


No lo son. Solo están muy cansados porque para algunos directivos (y ellos también sienten la presión) que esperan que los empleados realicen horas extras no pagadas y que estén disponibles por la noche y los fines de semana, esto ciertamente podría parecer un holgazán. Lo que es especialmente preocupante para los empleadores es la naturaleza insidiosa al dejar de buscar soluciones en silencio, lastimar y proyectar a tu personal debido a tu propia frustración o decir el común ¨a mí nadie me va a volver loco¨ que podría mostrarse en una productividad menor del histórico, afectando las iniciativas y obligando a muchos directivos a tomar las mismas medidas que quieren evitar (amenazas, micro gerencia, etc.). Pero para el empleado que no ha obtenido un aumento en tres años en medio de décadas de alta inflación y está perdiendo tiempo de calidad con sus hijos a medida que comienza todo el mundo a viajar nuevamente a Nueva York, dar un paso atrás parece más una autoprotección, es una respuesta normal de luchar o correr.


5. ¿Podría una recesión económica obligar a un replanteamiento?


Según las proyecciones de los modelos de Bloomberg Economics, una recesión en EE. UU. es segura en 2023, el FMI espera que un tercio de las economías desarrolladas estén alguna forma de recesión, El Reino Unido admitió que su recesión duraría 2 años y no esperan un aumento del PIB sino hasta el 2025. Para el otoño de 2022, los empleadores, desde Amazon hasta Philips, ya habían comenzado a señalar congelaciones de contratación e incluso despidos. Para algunos trabajadores, una desaceleración económica temporal no será suficiente para cambiar la determinación de encontrar un mejor equilibrio entre el trabajo y la vida (eso ocurrirá en los jóvenes generalmente). Pero para otros, la confianza de que otro trabajo les espera puede desvanecerse y, con ello, su confianza en poder mantener las demandas laborales bajo control, especialmente si sus trabajos dependen de horas extras o trabajo adicional. No se trata solo de que los empleadores puedan recuperar la ventaja. Los que renuncian en silencio pueden tener dudas, como algunos que renunciaron de verdad durante la pandemia siguiendo sus ¨sueños¨, con encuestas que muestran que, para algunos, la gran renuncia se convirtió en el gran lamento.



Angel Lockward Cruz

23 visualizaciones

Entradas recientes

Ver todo